The Value Betting Blog

The Simple Science of Profitable Betting

8 frases que un apostador rentable nunca diría

8 frases que un apostador rentable nunca diría

Mucha gente presume de ser apostador rentable, pero solo una pequeña parte lo son. Por suerte, no es difícil identificar a alguien que dice ser lo que no es, ya que ciertos detalles les delatan.

Como estas 8 frases:

Sumario

«Esto sale seguro, tengo un amigo con información privilegiada»

Empecemos por aquí. He conocido a muchos amigos, compañeros de trabajo que curiosamente conocían a un jugador de fútbol, entrenador de caballos o limpiabotas. Ahora son todos ricos. Claramente, no les ha salido bien.

Por lo general, compartir información confidencial es ilegal. “Información privilegiada” del tipo: “le he visto entrenar y parece en muy buena forma, métele 10€ a que gana” no es ilegal, pero no vale para nada.

Todo el mundo quiere los secretos que esconde la información privilegiada, pero no existen. La información útil está disponible libremente, pero hay que trabajar duro para encontrarla y conseguir resultados.

Si tu amigo del bar te dice que ha hablado con un caballo y seguro que gana, no cometas el error de considerarlo un tipster o pronosticador.

«Qué mala suerte tengo, he fallado una combinada de 10 apuestas por solo un partido»

Hablemos de las combis. No voy a decir que no valgan para nada, en algunos sistemas de apuestas bien afinados son muy útiles. Pero en la mayoría de los casos, no suelen ser la columna vertebral de un sistema de apuestas sólido.

No he conocido a nadie que sea rentable regularmente a base de combinadas de 5 o más pronósticos. Pero quizás los haya, simplemente no he conocido a nadie así.

Encontrar apuestas de valor no es fácil, requiere mucho trabajo. Si logras encontrar suficientes apuestas de valor como para hacer una combinada de 10 apuestas con cuotas estables que no se moverán mientras haces la apuesta y no te importa el alto riesgo y varianza que implica apostar a esas cuotas tan altas, adelante. Yo personalmente, cogería esas 10 apuestas de valor y apostaría a ellas de formas individual mediante un sistema más convencional y consistente.

Aquí tienes un artículo con las principales estrategias de stake: Stake Plano o Stake Proporcional desde el punto de vista de beneficio/riesgo

(Si pierdes siempre por 1 o 2 apuestas, no es que tengas mala suerte. Es un resultado totalmente predecible, estadísticamente hablando)

«Salimos de una mala racha, hoy va a ser un gran día»

Antes de seguir, que conste que yo mismo he pronunciado estas palabras alguna vez.

Cuando tu capital ha menguado por una mala racha por culpa de la varianza, siempre esperas que la racha cambie y es posible que incluso llegues a suplicar a los dioses de las apuestas, Valor y Varianza, que se apiaden de tu banca.

Pero si haces apuestas con valor y tu estrategia de stake está bien implementada, no deberías preocuparte, a pesar de que tu cerebro insista en que todo va mal.

Te voy a contar un secreto: si tu sistema indica que tienes un 50 % de acierto en cuotas de 2 (es decir, lo comido por lo servido), pero en las últimas tres semanas, por culpa de la varianza, no pasas del 25 % de acierto, no esperes una “buena semana” con un 75 % de acierto, ya que tu probabilidad de acierto esperada será exactamente la misma que hace tres semanas: 50 %.

A los dioses de las apuestas no les importa que hayas tenido un par de semanas malas.

«Apuesta siempre con tus instintos»

Tus instintos no tienen ni idea de estadística. Pero ni idea, no les hagas caso.

Apuesta exclusivamente con la parte lógica de tu cerebro. Los presentimientos no sirven para nada, solo para nublar tu mente.

Hace tiempo que prometí no apostar a mis equipos o jugadores favoritos, ya que ese factor emocional afectaba a mi sistema de apuestas rentable porque uno siempre piensa que su equipo no va a perder jamás.

«En los grupos de apuestas de Facebook se pueden encontrar buenas apuestas«

Esto es una queja personal. Los grupos de Facebook son el caldo de cultivo ideal para los estafadores, apostadores de pacotilla y argumentos ridículos.

Hay muchísima gente vendiendo “amaños” en categorías menores o anunciando su “información privilegiada”.

Si buscas pronósticos o seguir un sistema de apuestas, evita Facebook y a todos esos farsantes. Aquí tienes un artículo sobre cómo encontrar a los pronosticadores más rentables: Cómo elegir los Mejores Tipsters Profesionales. Guía práctica.

A continuación, puedes ver un par de publicaciones sin moderar que he encontrado rápidamente buscando en los grupos de apuestas de Facebook más famosos:

FB Betting ScamLegit Picks FB Group Bad Tips

«Yo mantengo una rentabilidad superior al 20%

Siento despertarte de tu sueño, pero un 20% de yield o rentabilidad no se puede mantener. Quizás alguien lo haya conseguido durante un mes en alguna parte del mundo antes de que las casas de apuestas corrigieran o quitaran esos mercados, pero no se puede mantener en el tiempo.

«Las cuotas no importan, lo que importa es acertar quién va a ganar»

Apostar a quién crees que va a ganar no tiene sentido. Así de claro.

Quizás haya exagerado un poco, pero no me interesa saber quién crees que va a ganar. El posible ganador no me interesa ni lo más mínimo, sin saber las cuotas.

Nadie sabe exactamente qué es lo que va a pasar, pero nos podemos hacer una idea si calculamos las probabilidades de ciertos eventos.

Si apuesto a un caballo que se paga a 1.40 y he calculado un 70 % de probabilidad de que gane, sin duda has elegido bien al posible ganador. Pero es una apuesta perdedora igualmente.

Si la casa de apuestas no tuviera márgenes y nuestra probabilidad fuera cierta, la cuota correcta sería 1.43 para una probabilidad del 70 %. Sí, tenemos un 70 % de probabilidad de ganar esta apuesta, casi seguro que la ganamos, pero a cuota 1.40 es una apuesta muy mala.

Aquí tienes el valor esperado de esta apuesta con un tamaño de apuesta de 10€:

10(1.40/1.43 – 1) = -0,2097

Estoy perdiendo 21 céntimos cada vez que realizo esta apuesta.

Así que no, no me importa quién va a ganar, dime la cuota primero.

A veces la gente me dice un caballo así sin más. Solo el nombre de un caballo. ¿De qué vale eso? No sabemos la cuota, ni la probabilidad de que gane ni la cuota mínima rentable resultante.

Si una apuesta no viene con su cuota disponible, no es una apuesta de valor.

“Yo solo apuesto en (introduce aquí cualquier casa de apuestas). Llevo años desplumándolos”

No, no, no… por favor, no te lo crees ni tú.

Si todavía te dejan apostar con ellos tras años apostando, es porque están ganando dinero contigo.

Las casas de apuestas tienen sistemas para identificar a los apostadores rentables y limitar sus cuentas para eliminar así la probabilidad de que estos apostadores se lleven su dinero. Yo personalmente opino que estos sistemas son nefastos, pero existir, existen.

Hay varios métodos para mitigar los efectos de las limitaciones de las casas de apuestas, así como algunas casas de apuestas que no limitan y opciones alternativas.

Pero si solo apuestas en una casa de apuestas tradicional, te limitarán en cuanto te identifiquen como un riesgo para ganar dinero a su costa de forma regular.

Creo que mucha gente se autoengaña y piensa que ha ganado dinero. Se acuerdan de los 150€ que retiraron tras ganar una apuesta promocional, pero se olvidan de los 200€ que depositaron después de las 6 cervecitas del sábado. No hay nada malo en apostar de forma recreativa y casual, pero hay que llamar a las cosas por su nombre.

Todo sería mucho más fácil si pudiéramos apostar siempre en estas casas de apuestas tradicionales, espero que llegue algún día…

Reflexión final

Apostar de forma profesional puede ser complicado. A pesar de que te hayas convertido en un apostador profesional, mucha gente te meterá en el mismo grupo que a los que dicen todas estas cosas que hemos mencionado anteriormente.

Pero se trata de una inversión y la mayoría de los que han invertido correctamente, saben identificar a estos apostadores de pacotilla por las cosas que dicen.

¿Qué otras cosas dicen los farsantes que conoces?

Como siempre, felices apuestas (de valor).

 

Deja una respuesta