The Value Betting Blog

La sencilla ciencia de las apuestas rentables

Join the Value Betting Community
New Articles, Betting Resources, Exclusive Offers and More


Aviso de RGPD
El propósito de este formulario es suscribirte a nuestro boletín de noticias. Le informamos que nuestra lista de correo está alojada y protegida al 100% por Getresponse; y que sus derechos de acceso, rectificación, limitación y eliminación están garantizados como se especifica en nuestra política de privacidad.

Cómo probar un sistema de apuestas.

cómo probar un sistema de apuestas

Si no sabes cómo probar un sistema de apuestas, estás apostando a ciegas. Voy a explicarte por qué son necesarias las pruebas, cómo realizarlas y los métodos para poner a prueba tu propio sistema de apuestas.

En realidad, cada fase de las apuestas es un modo de ponerlos a prueba.

Reunir información para crear la base de tu sistema, es ponerlo a prueba.

Finalizar tu método, testearlo y comprobar su efectividad histórica, es ponerlo a prueba, obviamente.

Utilizar tu sistema, con o sin éxito, es ponerlo a prueba con cada apuesta.

Saber cómo analizar tu sistema es algo crucial para crear y mantener sistemas de apuestas rentables.

Sumario

¿Por qué hacer pruebas? (rigurosas)

Creo que esto es evidente, hasta que no pones a prueba algo, no sabes si funciona.

Pero eso no es todo. Es necesario hacer pruebas exhaustivas para no confundir varianza con valor.

Para entender mejor cómo la varianza puede afectar a nuestra percepción, realicé un sencillo cálculo:

Apuestas: 100.
Cuota: 2.00
Tamaño de la apuesta: 1% del capital (proporcional).
Rendimiento: -4 %

Este sistema, claramente infructuoso a largo plazo, proporcionará un rendimiento positivo un 30,82 % de las veces.

Si estás contento con acertar una de esas 30,82 % de las veces y te parece bien la insignificante muestra de 100 apuestas, es mejor ni ponerlo a prueba.

Irás de cabeza a la bancarrota ya que ese -4 % de rentabilidad acabará con tu cuenta y con tu salud mental.

Es necesario testear y es necesario hacerlo bien.

Usa esta hoja de cálculo para ejecutar la misma simulación con tus propios datos: – Beneficio-Probabilidad

Métodos de testeo

Deberías usar cualquiera de los tres métodos indicados abajo.

Por supuesto ten en cuenta que aquí no vamos a usar los famosos métodos populares como “sigue tus instintos” o “tengo una corazonada”…

Poner a prueba tu sistema de apuestas (con un capital pequeño)

La forma más sencilla de probar un sistema es haciendo una prueba real con un capital simbólico o muy pequeño.

Hace poco realicé una encuesta a varios apostadores de éxito a largo plazo para un artículo. Aunque hubo algunas respuestas sorprendentes, la mayoría recomendaban empezar con un capital pequeño antes de arriesgarse con una cantidad importante de dinero. Algunos incluso durante años.

Esto no significa ganar 15 de 20 de las apuestas intuitivas que has realizado porque te lo decían tus instintos. Significa usar tu sistema durante un periodo de meses, a veces incluso años, anotando diligentemente más de 1000 apuestas para validar o refutar tu sistema de apuestas.

Este método es genial, es sencillo y funciona. Pero lleva mucho tiempo. Pasarse años apostando para descubrir que tu sistema no es rentable puede ser devastador.

La clave es el volumen. Si logras encontrar diez apuestas al día que cumplan los parámetros de tu sistema, puedes reunir datos relevantes de 1000 apuestas en unos tres meses. Pero en caso contrario, puede ser un trabajo duro.

Aquí es donde entra el análisis histórico o backtesting.

Backtest o Análisis histórico de tu sistema de apuestas

Por suerte, tienes a tu disposición todos los resultados de todos los deportes, así como una gran cantidad de datos con todo detalle en un maravilloso recurso siempre actualizado llamado Internet.

El secreto para poner a prueba y mejorar un sistema es dedicar tiempo a investigar los resultados pasados y encontrar tendencias en las estadísticas.

Aquí tienes un ejemplo, pero no lo uses:

Empieza la prueba con algo así: en los últimos 500 partidos, ¿qué porcentaje de veces ha ganado el equipo A cuando la temperatura ha sido inferior a 15 º C?

Lo primero, investiga los últimos 500 partidos relevantes. Usa fbref.com para fútbol y bbref.com para baloncesto o cualquier otra base de datos de resultados. Luego añade los datos relevantes de la temperatura a la misma hoja de datos y busca su relación, en este caso un %.

El equipo A gana un 55 % de las veces con esas condiciones. Les debe encantar el frío o tendrán guantes impermeables diferentes al resto de los equipos.

Con un porcentaje de victoria del 55 % es necesaria una cuota 1.82 para no perder dinero. Si encontramos una cuota de 2, ya hemos descubierto una ventaja superior a la cuota requerida.

¿Las cuotas son superiores a 2? Genial, ya somos ricos.

No nos engañemos, se trata de unos datos totalmente inconsecuentes para analizar históricamente, pero la teoría es así de sencilla.

Muchas veces habrá que analizar varias métricas en una muestra de más de 1000 apuestas para encontrar un sistema con suficiente volumen de apuestas que merezca la pena la inversión de tiempo.

La ventaja del análisis histórico es que puedes hacerlo ahora mismo. Si pruebas un sistema en tiempo real, introduces datos semana a semana y temporada a temporada. El análisis histórico te permite controlar a tu elección el nivel de compromiso y el tiempo invertido en la búsqueda de un sistema de éxito.

Closing Line Testing. Testea con los resultados de cierre de mercados.

La casa siempre gana. SIEMPRE. Y más concretamente, el mercado a su cierre.

A largo plazo, la línea de cierre de mercado, es decir, la cuota a la que se cierra ese mercado es muy similar a la probabilidad real de un evento (sin el margen de la casa de apuestas). Esto en inglés se conoce como CLV o Closing Line Value (valor de la línea de cierre) y es algo con lo que podemos compararnos.

La precisión general de la línea de cierre depende de varias cosas:

La casa de apuestas publica las cuotas que reflejan la probabilidad real de un evento mediante una cantidad ingente de recursos a su disposición.

Lugo, los apostadores de todo el mundo apuestan a esas cuotas. Tanto los apostadores recreacionales como los profesionales.

Los apostadores recreacionales apuestan a cualquier resultado de la apuesta, por lo general sin un método específico. Esto apenas afecta a las cuotas a menos que la casa de apuestas haya cometido un error evidente.

Los apostadores profesionales, por otro lado, analizan y descubren errores y oportunidades de valor en las cuotas de las casas de apuestas. Las casas de apuestas reaccionan a las apuestas entrantes y, gracias a estos apostadores rentables, ajustan las cuotas del evento a las mutuamente acordadas “cuotas reales”.

Se trata de una batalla en busca de la verdadera probabilidad de un evento entre las casas de apuestas y los apostadores serios, con un público de apostadores recreacionales bailando inconscientemente alrededor y lanzando dinero a la casa de apuestas. Una imagen dantesca.

Es precisamente en ese rango entre la cuota inicial y la cuota al cerrar la línea donde se encuentra el valor.

Es posible ganar dinero apostando solo a las cuotas de cierre, pero es muy, muy complicado. No solo te enfrentas al análisis inicial de la casa de apuestas, también a otros apostadores profesionales, la información adicional de la que dispone la casa de apuestas desde que publicó sus primeras cuotas y el margen de la casa de a apuestas.

La clave para poner a prueba tu habilidad contra la línea de cierre es sencilla:

  1. Registra la cuota a las que realizaste la apuesta
  2. Registra la cuota de la línea de cierre
  3. Calcula el margen de la casa de apuestas
  4. Calcula tu rendimiento implícito
  5. Repite esto cientos de veces

Por ejemplo, tu sistema ha identificado un mercado en el que crees que la cuota debería haber sido 1.90-2.00, pero has encontrado una cuota de 2.05 con una apuesta clara de valor basada en tu sistema.

La línea cierra en 1.96 y tras restar el margen del 2 % de la casa de apuestas, la cuota implícita real sería de 2.00.

Para calcular el rendimiento real, simplemente calcula: 2.05/2.00 = 2,5 %

Has ganado a la línea de cierre por un 2,5 %

Joseph Buchdahl escribió un artículo genial sobre la línea de cierre, en el que demuestra la eficacia de poner a prueba los sistemas frente a las líneas de cierre: Utilizar la línea de cierre para evaluar su habilidad en las apuestas.

La línea de cierre, en teoría, no es infalible. Pero es sólida y puede ser el mejor modo de poner a prueba nuestros sistemas contra la probabilidad real de un resultado.

Otros métodos de prueba

Incluso un sistema rentable puede ser un sistema que no funciona. Deja que me explique:

Proporción tiempo/rendimiento

Tu tiempo tiene un valor en euros. Este método de prueba se basa en eso.

Si inviertes dos horas al día analizando mercados y realizando apuestas y el promedio de beneficio diario es de 30€, estás valorando una hora de tu tiempo a 15€. ¿Es eso lo que vale tu tiempo?

Tienes que saber el coste en tiempo y esfuerzo que requiere tu sistema de apuestas. Prueba el sistema, descubre cuánto tiempo inviertes en realizar apuestas, comparar cuotas, calcular tamaños de apuestas y luego evalúa el verdadero coste de trabajar.

Volumen

Mucha gente lo desprecia al describir sus sistemas de apuestas, pero Volumen > Rendimiento.

Obviamente, es algo más complejo, pero yo prefiero un sistema con un 2-3 % de rendimiento en varias apuestas al día que un sistema con un 10 % de rendimiento, pero con solo una apuesta a la semana.

Cuanto menor sea el volumen, más te costará ponerlo a prueba y más tardará en crecer tu capital. Si tardas tres años en registrar 500 apuestas, es posible que pierdas tu ventaja antes de incluso beneficiarte de ella.

Equilibrio entre vivir y apostar

Ya has probado tu sistema y funciona. Tiene volumen, rendimiento y muy poco mantenimiento. Ya lo tienes todo, ¿no?

Todavía falta algo. Yo apuesto a tenis ITF y muchos de esos mercados se publican de madrugada aquí en Melbourne. Por suerte, las cuotas aguantan y además soy un poco trasnochador, por lo que no supone un problema para mí.

Pero si no te puedes ir a la cama por culpa de tu sistema, deber valorar si merece la pena. Si trabajas 8 horas al día y tienes que estar pendiente del móvil durante la jornada laboral, es posible que no sea compatible con tu trabajo. Y quizás no te quieras pasar la tarde pegado al móvil en lugar de estar con tu familia. Hay que tener en cuenta todos estos factores.

Somos esclavos de las casas de apuestas y del momento en el que publican sus cuotas. Es posible que tu sistema no se ajuste a tu vida (así que regálamelo).

Disponibilidad de las casas de apuestas

A las casas de apuestas no les gusta tu sistema ganador, eso ya lo sabemos todos. Y tienen herramientas para neutralizarlo.

La mayoría de las casas de apuestas te limitarán o expulsarán si ganas grandes cantidades de forma regular. Tus pruebas de sistemas no tienen este factor en cuenta y tus apuestas pequeñas tampoco.

Empieza valorando con qué casas de apuestas funciona tu sistema. Abre cuentas en todas las casas de apuestas que sea posible. La clave para que no te limiten es distribuir tus apuestas en varias casas de apuestas. Aquí tienes otro artículo en el que puedes ver otros modos de evitar los límites de las casas de apuestas.

Pregunta a otros apostadores por sus experiencias. Pronto descubrirás que Pinnacle no limita, pero Paddy Power sí, y muy rápido. Aquí tienes una lista de algunas “casas de apuestas que no limitan”.

Investigar, probar un sistema durante un año y que luego te limiten a la semana puede ser devastador.

Conclusión

¿Lo tienes claro? Poner a prueba un sistema es fundamental para desarrollar un sistema rentable.

¿Te parece demasiado trabajo? Siempre puedes delegar ese análisis a un pronosticador o servicio. Aquí tienes un artículo ideal para ello: Find The Best Tipsters (A Sceptics Guide)

La estructura para crear un sistema de apuestas debería ser:

  1. Probar tu hipótesis inicial durante un mes, un año o varios años. Analiza las líneas de cierre de los datos registrados.
  2. Prueba tu sistema con un pequeño capital y realiza 1000 apuestas. Analiza todas las apuestas en relación con la línea de cierre.
  3. Compara los datos registrados con tu prueba. ¿Se te ha escapado algo?
  4. Analiza el factor humano de tu sistema. ¿Te llevó mucho tiempo realizar las apuestas? ¿Encaja con tus circunstancias familiares?
  5. Analiza la logística: la disponibilidad de las casas de apuestas, la rapidez a la hora de limitar, si tienen suficiente volumen, etc.
  6. Decide si merece la pena.
  7. Cosecha los resultados

¿Lleva tiempo? Sí. ¿Tan importante es? SÍ.

Buena suerte con tus sistemas de apuestas.

Próximamente

“Guía avanzada para poner a prueba tu sistema de apuestas”. En esta guía profundizaremos en el P-Value, pruebas futuras y pruebas a ciegas. Suscríbete para recibir una notificación.

Felices apuestas (con valor)

 

 

Deja una respuesta